Ciencia

El cannabis se relaciona con muchos campos científicos. El primero sin dudas tiene que ver con los usos medicinales. Los trabajos pioneros del científico israelí Rafael Mechoulam permitieron ir descubriendo los diferentes componentes de la planta conocidos como cannabinoles. El principal naturalmente es el THC o Tetrahidrocannabinol, responsable del efecto psicoactivo pero también terapéutico.

Desde ese entonces comenzó una saga que llevó al descubrimiento del Cannabidiol (CBD) muy importante como terapéutico, y de varios otros cannabinoles.

Pero al mismo tiempo se descubrieron los receptores específicos en el sistema nervioso para esas sustancias y los cannabinoides que genera el propio sistema nervioso como la anandamida. De modo que la planta de Cannabis se supo a fines del siglo XX, es tan importante porque genera un tipo de sustancias que produce el propio cuerpo humano y de todos los mamíferos y que cuando por alguna razón falta genera problemas como la epilepsia.

La ciencia en relación al cannabis está investigando muchas áreas médicas. Glaucoma, Epilepsia, Fibromialgia, Esclerosis múltiple, cáncer, entre muchas otras dolencias están siendo investigadas en su relación con los cannabinoides.

A su vez el cultivo de cannabis abre puertas en materia de investigación agrícola. El riego, biotecnologías como la micropropagación, el uso eficiente de energía solar y el control biológico sin uso de pesticidas son algunas de las áreas que se abren de la mano de la producción legal de cannabis.